Masaje Doctor Simeón Pressel

El Dr. Pressel (1905-1980) creó un modelo de masaje antroposófico cuyo objetivo es el fortalecimiento y activación de las fuerzas curativas propias del organismo; la musculatura es el terreno desde donde este masaje ejerce este proceso curativo extendiéndose al resto de los órganos y sistemas. U a musculatura caliente, suelta, libre de dolor, elástica y con buen riego sanguíneo es la base para la salud y la curación de todas las regiones orgánicas y también para la recuperación de una vida anímica saludable (alegría de vivir).

Con los movimientos rítmicos del masaje Dr. Pressel se va modelando la musculatura, impregnando una actividad al músculo rígido y endurecido que promueve en él de nuevo fluidez y elasticidad activando de esta manera las corrientes vitales estancadas. Estos masajes tienen efectos tanto a nivel físico, anímico como biográfico.

El modelo del masaje Dr. Pressel consta de dos partes dejando un espacio de entre 4 y 7 días:

En la primera se trabaja en la parte inferior del cuerpo, nalgas y sacro. Con ello ayudamos al sistema metabólico a eliminar sustancias tóxicas favoreciendo procesos de eliminación. Complementariamente los pacientes experimentan una mejora en su pensar, que se vuelve más claro, creativo y ordenado.

En la segunda parte se trabaja la parte superior del cuerpo, zona media y alta de la espalda, cuello y brazos. Con ello se favorece la regeneración del organismo y complementariamente se activa la voluntad, la motivación y nuevas expectativas.

El efecto calor se produce en el movimiento, se transforma creando una autorregulación, produciendo equilibrio, siendo el propio organismo el que impulsa así las fuerzas curativas.

    El masaje Pressel resulta especialmente beneficioso para tratar:
  • Crisis Biográficas.
  • La depresión.
  • Los trastornos del sueño.
  • El estrés.
  • Las molestias asociadas a la menopausia.
  • Trastornos digestivos.
  • Problemas articulares.
  • Fibromialgia.
  • Así como acelerar la recuperación tras una intervención quirúrgica.
  • Recuperar fuerzas vitales del organismo.

Contribuye a corregir el colesterol, la diabetes, la gota, a aliviar las alergias, las dolencias cardiacas, respiratorias y a reforzar el sistema inmunitario.

Instituto Hygiea